Autobuses incendiados en Madrid propician aumento de personal renovación de vehículos

Tras los incendios de autobuses, el Ayuntamiento de Madrid comprará nuevos autobuses e incorpora operarios de mantenimiento

La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) necesita renovarse, o al menos esa es la conclusión a la que se ha llegado tras nueve incendios sufridos en diferentes autobuses de la empresa desde que comenzó el año 2017 y que afortunadamente no han contado con daños personales. Pero los incendios en los autobuses no son una novedad de este año y, según la propia empresa, al menos se han sufrido ya un total de 45 en los últimos años, aunque, en palabras de portavoces de la propia EMT, hayan ocurrido toda la vida en mayor o menor medida. 

La mayoría de los sucesos de este último año han tenido lugar en autobuses de más de diez años de antigüedad, lo que confirma que la flota con la que cuenta la EMT lleva bastante tiempo sin experimentar disposiciones de renovación llegando a cumplirse en el caso de algunos vehículos los 16 años, un periodo demasiado extenso para cualquier vehículo y máxime para aquellos destinados al servicio de transporte público. Ese aumento preocupante en la edad de los vehículos confirma un repunte de las averías y de los incendios en los mismos, más allá de la normalidad de los casos de años anteriores.

En este sentido, y para evitar que sigan proliferando los incendios por diferentes causas, la EMT ha anunciado una medida que no solo conllevará una mejora en cuanto a la revisión y a la prevención de los incendios gracias a la vigilancia y a un mayor número de controles a realizar, sino también en cuanto al aumento del empleo en el sector. Dicha medida se hará efectiva con 220 nuevos trabajadores entre este año y 2018, que estarán encargados de revisar de forma íntegra toda la flota de autobuses de la empresa madrileña. Los nuevos operarios se encargarán del mantenimiento de los autobuses y de evaluar los posibles riesgos y la gravedad de las averías con el fin de adelantarse a futuros incendios. Nuevos puestos que suponen una buena noticia en cuanto a la seguridad de los autobuses de Madrid, así como también en cuanto al significativo 20% de aumento de la plantilla que se experimentará con las nuevas contrataciones a las que se ha comprometido la empresa. 

El uso de vehículos antiguos sometidos a grandes horas de marcha y a altas temperaturas, es un evidente peligro cuya responsabilidad, y según la portavoz de Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, recae fundamentalmente en el anterior gobierno de la capital (PP) que decidió abandonar la idea de renovación de los autobuses antiguos extendiendo peligrosamente la vida de aquellos que gozaban de una edad media de unos seis a diez años y explotando la vida útil de los vehículos más allá de lo que se considera adecuado y seguro para un vehículo público en el que viajan tantas y tantas personas cada día.

Nuevas medidas de renovación de la flota

A la contratación de nuevos operarios para el mantenimiento y la seguridad de la flota de la EMT, se suman otras medidas que llevan teniendo lugar desde el año 2016, como la adquisición de nuevos autobuses con innovaciones tan importantes como la incorporación de sistemas capaces de detectar y auto extinguir posibles fuegos. Más de 400 vehículos nuevos han sido prometidos por el Ayuntamiento de Madrid de aquí hasta el año 2020 en una renovación que, junto a los 200 autobuses nuevos ya añadidos desde el 2016, supondrá un aumento de casi un tercio de la flota con un total final de unos 800 autobuses nuevos.

El Ayuntamiento, junto a la Empresa Municipal de Transportes, busca modernizar de forma global toda la flota de autobuses de la EMT, que da servicio a nada más y nada menos que a más de 400 millones de usuarios procedentes de la capital y de todas partes del mundo en una operación que para muchos resulta insuficiente, dados los severos problemas que acarrean ya muchos vehículos y puestos de la empresa.

El presupuesto destinado para tal fin ha sido dotado de 422 millones de euros repartidos en un periodo de unos tres años, siendo el año 2020 la fecha máxima fijada para que se acometan todos los objetivos. Un plazo demasiado elevado para los sindicatos que, como en el caso de Ignacio González (CC.OO), alertan del preocupante repunte de incendios al que parecen estar destinados muchos de los 1.915 autobuses registrados en el año 2016 debido a su excesiva antigüedad.

Medidas tan necesarias como estas harán que el Ayuntamiento de Madrid tenga que redistribuir su presupuesto municipal, ¿afectará de algún modo a la reducción de la deuda del Ayuntamiento de Madrid?

 

 

www.ahoramadrid.com

Contacto:

Powered by WPeMatico