La tecnología en nuestra vida

Los grandes avances tecnológicos desarrollados desde la Revolución Industrial y especialmente los realizados en los últimos 100 años, han modificado radicalmente la producción, el empleo, el consumo, la estructura sociopolítica internacional y también nuestros hábitos más cotidianos. ¿Qué ha supuesto este avance? ¿Estamos ante un progreso sin precedentes? El Coloquio  ha contado con tres destacados expertos en el ámbito de la tecnología y Big Data, como el Profesor de Innovación del IE Business School, D. Enrique Dans; Dña. Ángeles Delgado, Presidente de Fujitsu España, Portugal y Latinoamérica, una de las empresas líder en innovación tecnológica; y D. Antonio Hernando, Catedrático de Magnetismo de la Universidad Complutense de Madrid y Académico de la Real Academia de Ciencias.

Tras las palabras de bienvenida de la Secretario de la Fundación, Dña. Pilar Moratiel, el Coloquio cogió rumbo de la mano de la veterana Periodista Dña. Ana Samboal, bien conocedora de la transformación digital del periodismo que hoy se bautiza como el ‘Periodismo2.0: Estamos ante la cuarta revolución industrial, o lo que es lo mismo, la industria 4.0 que como todos los nuevos fenómenos, tiene grandes ventajas  y algunos  inconvenientes.

Dña. Ángeles Delgado, desde sus más de treinta años de experiencia en el mundo digital afirmó que: La capacidad de aprendizaje y adaptación es clave y la tecnología como la robótica o la inteligencia artificial son fruto de la innovación y desarrollo del concepto de la disrupción¨. Toda una metodología que ha sido capaz de cambiar  profundamente nuestras habituales formas de negocio y  socialización. Alteraciones que asimismo han acontecido a una velocidad vertiginosa y que por ello merece toda nuestra atención para poder mejorar y avanzar hacia sociedades más competitivas y sostenibles. Enumeró cuatro grandes cambios responsables de esta transformación: La hiperconectividad, la irrupción de los ordenadores, la ubicuidad, y el machine learning: En 2030 habrá más de 50.000 millones de personas interconectadas, así como tecnologías que se nutrirán de ellas. Es el caso del Big Data y la información, tecnologías y dispositivos capaces de analizar datos, sacar conclusiones o prescribir, en una realidad aumentada que experimentaremos en 3D y en las Smart Cities, lo cual puede asustarnos o esperanzarnos. Asimismo aseveró: Gracias a la tecnología somos capaces de diagnosticar precozmente enfermedades psiquiátricas. Pero para que la gran transición sea efectiva hemos de poner a las personas en el centro de todas nuestras actuaciones, pues es como podremos alcanzar los ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, y crear sociedades más responsables, sostenibles y justas a través de la tecnología

D. Enrique Dans introdujo la innovación en su estado más puro, mostrando a la audiencia el jingle´ de ‘Los supersónicos’ a través de su ¨smartphone¨ :

¿Quién nos diría que esta afamada serie televisiva de los años 70 pudiese convertirse en una realidad? En Dubai por ejemplo, los viajeros se desplazan en drones autónomos hasta su hotel. Compartió curiosidades como la reciente afirmación de Airbus sobre el lanzamiento de su primer coche volador a finales de 2017; o la de Uber, que prevé su flota de coches voladores para 2020. Ambas empresas, englobadas en la categoría  servicios, que a través de la accesibilidad tecnológica son capaces de promover nuevos hábitos y tendencias sociales como la economía compartida. Apple, Google, Amazon y Facebook son actualmente las empresas más valoradas; las cuatro tienen un denominador común: la tecnología. Analizó con perspectiva y profundidad dos grandes cuestiones que nos afectan y atañen: el uso de la información y nuestra privacidad: Necesitamos unas reglas de juego. Una labor compleja, pues vivimos en un mundo de diferentes legislaciones, donde internet ha abierto un esquema sin fronteras. Aludió a la imperiosa necesidad de apostar por la reinvención de la educación: Se nos presenta una cuestión humana: máquinas capaces de ganar a campeones mundiales de ajedrez a través de machine y deep learning. Está en nuestras manos apostar por la educación para poder avanzar como sociedad, como seres humanos

Por último, D. Antonio Hernando introdujo una perspectiva científico-humanística cautivadora, exponiendo dos ideas fundamentales. La primera, de cómo la tecnología ha introducido la posibilidad de cambiar la propia naturaleza humana: Todo fenómeno, como la vida, es fruto de azar. La tecnología plantea un nuevo paradigma, que es la posibilidad de suprimir esa variable. La segunda, a modo de contrapunto, es que la tecnología ha sido siempre la que nos ha incentivado a hacernos las preguntas necesarias para conocer o descifrar, por ejemplo, nuestro origen como especie. Expuso un reto interesante; hoy en día nos preguntamos cómo comprender el cerebro humano, que es una de las tareas más complejas presentes y futuras. ¿Seremos capaces de descifrar este enigma?. Según el Profesor:La velocidad del progreso es muy rápida y el conocimiento se encuentra en un estado muy avanzado,  distinto al que estamos acostumbrados. Hablamos de cambios radicales y profundos imposibles de frenar, en una vertiente progresista que algunos países dictatoriales han intentado detener.

 

En definitiva, la revolución tecnológica ha venido para quedarse y desarrollarse como la vida misma, o como diría Virgilio, Fata Viam Invenient: el destino siempre encuentra su camino.

Contacto:

Fundación Wellington

Powered by WPeMatico