Consejos

Un detenido por hurtar de efectos, valorados en 600 euros, del interior de un vehículo

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 10 de mayo a un varón, M.J.L., de 28 años de edad, por un delito de hurto en interior de vehículo.

El día 7 de mayo, un ciudadano de Santander denunciaba ante la Policía Nacional la sustracción de una mochila del interior de un vehículo de su propiedad. Narraba que había estacionado el automóvil en un aparcamiento subterráneo de la ciudad, dejando en su interior una mochila que contenía un fonendoscopio, un sello médico, recetas sueltas, un tensiómetro, varios medicamentos, un otoscopio, un oftalmoscopio, un libro medimecum, y diverso material de curas entre otros efectos; percatándose tiempo después de recogerlo, que alguien le había sustraído dicha mochila de su interior, con todo el contenido enumerado.

El día 9 de mayo, el denunciante alertaba a la policía de que había visto anunciados, en una conocida página de compra y venta de productos de segunda mano, parte de los efectos denunciados como sustraídos.

Las investigaciones policiales concluyeron con la identificación y localización de M.J.L., como presunto autor del delito de hurto en interior de vehículo, y procedieron a su detención el día 10 de mayo por tal motivo.

Los objetos recuperados fueron entregados a su propietario legal en calidad de depósito.

El detenido, tras prestar declaración, fue puesto en libertad con cargos y la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fuere requerido para ello.

Desde Policía Nacional, para evitar ser víctima de robo del vehículo o en el interior de éste, se dan los siguientes consejos:

.-La primera de todas, es la más obvia, dejar siempre cerrado el vehículo cuando lo estacionemos, comprobando que tanto las puertas como las ventanillas están cerradas.

.-Asegurarnos de que desde fuera no son visibles bolsos, maletas, llaves, mandos de garaje u otros objetos de valor.

.-Si el vehículo cuenta con alarmas o cepos, es muy útil activarlas o colocarlos.

.-Si le ha sido sustraída la llave o mando del garaje póngalo en conocimiento del responsable del mismo, con objeto de cambiar las cerraduras o códigos correspondientes.

 .-Una vez en el garaje, asegurarse de que la puerta de éste ha quedado completamente cerrada, para evitar que alguien aproveche ese momento para acceder.

.-Es importante un buen sistema de iluminación en el interior del garaje y no dejar dentro del coche el mando que permite entrar al interior del mismo.

.-Si en algún momento observamos a alguien sospechoso en el interior del garaje, llamar de inmediato al 091.