El 43% de las mujeres ha utilizado medicamentos homeopáticos en algún momento de su vida, afirma la ANH

/COMUNICAE/

«La homeopatía cubre las necesidades de salud de la mujer en todas las etapas de su vida por su alto perfil de seguridad», afirman expertos de la Asamblea Nacional de Homeopatía

El 43% de las mujeres españolas ha utilizado medicamentos homeopáticos en algún momento de su vida, según datos del Estudio Harris Interactive presentados por la Asamblea Nacional de Homeopatía (ANH) en la charla Homeopatía y salud de la mujer organizada con motivo del Día Mundial de la Homeopatía, el 10 de abril.

«La homeopatía tiene un abanico de indicaciones en ginecología muy amplio. Puede ayudar a regular el ciclo menstrual, aliviar los síntomas de la menopausia y la dismenorrea (dolores de regla) y también puede utilizarse en el embarazo. Se trata de una etapa muy importante en la que tenemos que cuidar mucho al bebé, que está en formación. No podemos utilizar muchos medicamentos por el efecto tóxico o los efectos secundarios que pueden tener. Por ello, la homeopatía se convierte en una solución muy importante para estas pacientes», explica la doctora Alexandra Henríquez, ginecóloga y obstetra.

Según un estudio publicado en la Revista Médica de Homeopatía, el 23% de las españolas usuarias regulares de homeopatía emplea estos medicamentos durante el embarazo para los problemas ginecológicos, la preparación al parto y la recuperación tras él. Una de las razones por las que el uso de homeopatía durante esta etapa puede resultar interesante es que estos medicamentos se caracterizan por su alto perfil de seguridad.

«En el embarazo, los tratamientos homeopáticos funcionan muy bien para controlar los ardores, las dispepsias o las digestiones pesadas. Es fantástico para evitar las consecuencias de los excesos en las comidas o el abuso de grasas. También está indicada para la retención de líquidos, otra de las consecuencias del embarazo», añade esta especialista. Además, la homeopatía puede mejorar el trabajo de parto, reducir el dolor de los pródromos y acelerar el proceso de dilatación. «Podemos reblandecer el cuello del útero y favorecer la dilatación, lo que va a permitir acortar el proceso de parto», apunta la doctora Henríquez. Por último, la homeopatía también puede estimular la subida de la leche materna y mejorar las grietas y perlas de leche que se producen por un mal agarre del bebé o las dolorosas mastitis. «La mastitis se puede controlar con un tratamiento homeopático y un probiótico», explica la Dra. Henríquez.

Homeopatía y menopausia
Por otra parte, la homeopatía puede mejorar la calidad de vida de la mujer para paliar el efecto de los cambios hormonales de la menopausia y, sobre todo, los sofocos. «Necesitamos saber muy bien qué siente la mujer y cómo son los sofocos, de dónde surge el calor y si tiene eritema o no. Con una buena historia clínica de la paciente, podremos adaptar el tratamiento a sus necesidades», comenta la doctora Henríquez.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente
Author: