Éxito de público y ventas, pese a lluvia y nieve en la tarde del sábado, en una Feria que pone la Apicultura en candelero

/COMUNICAE/

La Feria se volvía a organizar en el Convento de San Francisco, que este año volvía a acoger la Feria después de haberlo hecho, por última vez, en 2006, con gran aceptación de los expositores y del público. Apicultores y profesionales han valorado estos días la situación del sector. El Ayuntamiento de Pastrana destaca la colaboración institucional, y las buenas cifras económicas y turísticas, pese al mal tiempo

A pesar de la lluvia, por otra parte más que bienvenida por el sector, e incluso la nieve a partir de las seis de la tarde del sábado, la organización de la XLIII Feria Apícola de Pastrana considera un éxito de público y ventas la recién concluida edición de 2024. El evento volvía al Convento de San Francisco, edificio recientemente restaurado por el Ayuntamiento de Pastrana en colaboración con otras instituciones, después de haberlo hecho con las primeras ediciones y hasta 2006.

En la Feria Apícola de 2024 se han dado cita 40 expositores -49 empresas- lo que se ha traducido en excelentes datos de ocupación de la hostelería y restauración, no solo de Pastrana, sino de la comarca de La Alcarria, a pesar del mal tiempo -meteorológico- que hizo ayer sábado.

La feria ha tenido de dimensión internacional, no solo por la presencia de expositores procedentes de Portugal, Australia o Pakistán, sino también porque el adjetivo califica la proyección de las investigaciones de los conferenciantes, así como por la reconocida calidad de la Miel de La Alcarria, que cuenta con su Denominación de Origen Protegida desde el año 1992, siendo la primera del mundo en lograrlo.

En la inauguración de este viernes, el alcalde de Pastrana, Carlos Largo, ponía a la feria como ejemplo de colaboración institucional en el medio rural. «Junta de Comunidades, Diputación Provincial, Asociación de Apicultores de Guadalajara, APAG-COAGRAL y Ayuntamiento de Pastrana remamos todos en la misma dirección para conseguir que esta feria sea cita obligada del sector apícola» en lo que es, al mismo tiempo, un referente en la lucha contra la despoblación de la comarca y un producto turístico consolidado». Largo se ha mostrado convencido, en la primera Feria del actual gobierno Municipal, de que «Miel de La Alcarria y la Apicultura son excelentes argumentos para revitalizar esta tierra, y ofrecerles un futuro a los jóvenes».

Por su parte, el concejal de Turismo, Daniel Cano, calificaba a la de 2024 como «una buena edición, con todo el espacio vendido, a pesar de la lluvia y el mal tiempo del sábado». Cano ha recalcado esta mañana que «ha habido mucho público y buenas ventas, que junto al marco histórico de Pastrana, han formado un excelente conjunto». El concejal ha afirmado también que el programa científico ha contado con charlas de un gran nivel. «Han tratado todos los problemas del sector apícola actual, mirando hacia el futuro y apuntando posibles soluciones», señalaba. Cano, por último, agradecía su trabajo a los pastraneros, y especialmente al realizado por la Asociación de Damas y Caballeros y a la Coral La Paz, «dándole vida a nuestros edificios históricos y haciendo aún más apetecible la visita a nuestro pueblo»; la apuesta por Pastrana de los  expositores, y, como Largo, destacaba la «colaboración institucional de Diputación, APAG, Asociación de Apicultores de Guadalajara,  y de la marca Campo y Alma de la Junta de Comunidades».

Muy cerca de los expositores ha estado estos días Raquel Sierra, directora de la Feria. «Ha sido un éxito rotundo, una feria completísima, tanto para el visitante profesional como para el turista, con muchos expositores a los que el público ha dejado sin producto. Prueba de ello es que ya tenemos muchas reservas de espacio para la edición del año que viene», señalaba esta mañana.

En cuanto al cambio de ubicación al Convento de San Francisco, Raquel Sierra, después de haber recabado la opinión de los stands, afirmaba que ha sido un cambio aceptado con agrado, puesto que el lugar es perfecto para el desarrollo de la Feria. «Gracias a la nueva ubicación se favorece que el público recorra todo el casco histórico de Pastrana», señalaba, en alusión a que las conferencias se han impartido en la Ermita de Santa Ana, mientras que las catas y visitas teatralizadas se han hecho, como siempre, en el Palacio Ducal, donde quedó también instalada una ludoteca. Según la directora, esta XLIII edición «ha sido un paraíso para el visitante profesional», por la cantidad de sectores representados, pero también muy atractiva para otros públicos, que además de visitar Pastrana, «han podido adquirir una gran variedad de productos originales relacionados con la miel». La directora destacaba asimismo la colaboración con el Ayuntamiento, que «se ha volcado con la Feria, para que siga siendo el referente de la Apicultura en España».

Programa científico
A lo largo de la feria, diferentes expertos han disertado hasta trece ponencias en las jornadas de viernes, sábado y domingo, seleccionadas por la Asociación de Apicultores de Guadalajara.  El sector, congregado en Pastrana, ha seguido con especial interés la de Mariano Higes, sobre ‘Últimas investigaciones del CIAPA en Sanidad apícola (varroa, nosema y plaguicidas)’. Higes explicaba en Pastrana que el trabajo del Centro trata de descifrar «las causas de la pérdida de colonias de abejas en España». En la actualidad, el CIAPA trabaja en siete proyectos de investigación, cuatro de ellos a nivel europeo, fundamentalmente sobre los principales parásitos de la abeja, -la varroa y la nosema- y también sobre los problemas asociados al cambio climático y a la contaminación por plaguicidas. «Nuestra investigación genera conocimiento para favorecer la fabricación de productos que puedan paliar estos problemas.  Evidenciamos cuáles son las causas que provocan la pérdida de colonias y, gracias a estos conocimientos, los laboratorios cuentan con la investigación de base para poder desarrollar sus productos», señalaba Higes ayer en la Feria.

El equilibrio de los ecosistemas -la diversidad botánica- depende de los polinizadores. «Hay estudios de la FAO que demuestran que, si los polinizadores desaparecieran, lo haría también más del 50% de las especies que producen alimentos de consumo humano y animal», añadía el científico.

En lo tocante a su ponencia en la Feria Apícola, Higes le puso números a la cantidad de colmenas que malogran en España, «con  pérdidas anuales de hasta un 40%» y, aunque los apicultores las renuevan y al final esta pérdida no se ve reflejada numéricamente, «desde punto de vista económico, para el sector, estos parásitos causan un problema importante». Higes también explicó cuál es la situación actual, y las líneas de investigación para conseguir el control de las plagas. Y se centró también en «las láminas de cera que acumulan plaguicidas, puesto que hemos comprobado que pueden afectar de forma negativa a las abejas y de manera positiva a sus parásitos». El científico se mostró convencido de que ahora que se reconoce el problema y hay dinero para investigar, «a medio plazo seremos capaces de controlarlo».

Higes ha apoyado en Pastrana las reivindicaciones del sector primario puesto que «tiene  complicado competir en los mercados, con la actual distribución de los alimentos», pero no tanto en lo que tiene que ver con la política verde y al uso de determinados plaguicidas. «Han pedido una liberalización del uso de estas sustancias, cuando yo creo que debemos ser corresponsables. En mi opinión, es bueno que Europa establezca un control de estas sustancias», afirmó, reiterando su apoyo al sector, así como también a la Feria Apícola de Pastrana, que merece «todo el apoyo, como punto de encuentro que es de los apicultores»

Expositores
La Abejina del Monte, un expositor venido de León, y concretamente de la comarca agraria Montañas de Riaño, ha acercado a la Feria, un año más, todos sus productos: miel, velas, vermú y una gama de chocolates, todos ellos hechos «con nuestra propia miel, porque no compramos a terceros», señalaba Sergio Díez. El apicultor leonés valoraba en Pastrana el momento del sector. «Atravesamos unos años complicados,  por el tiempo -en alusión a la escasez de lluvias y excesivo calor- y a los productos que vienen de terceros países. La mayoría no cumplen con las garantías sanitarias que nos exigen  aquí en España ni tienen la calidad que la miel de nuestro país». Sobre la Feria Apícola, Díez afirmó que «es acogedora y está bien organizada, además en un sitio precioso este año, como es el Convento».

Federico Casillas, responsable de la línea de Apicultura de Laboratorios Calier, empresa dedicada a la salud animal, ha mostrado al visitante profesional su línea de producto específica para abejas, especialmente los destinados al control de la varroa, y su complemento para la dieta proteica de las abejas, cuando hay escasez de polen o en cultivos monoflorales que requieren un suplemento nutritivo para estos insectos. Sobre el nivel científico de la Feria, Casillas ha destacado la aportación del doctor Mariano Higes, y del CIAPAS (Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo). «Lideran un importante desarrollo e investigación para frenar la varroa, un ácaro destructor, o la nosema, un microorganismo, que afecta a nuestras abejas y por lo tanto al sector apícola». Para Casillas, a pesar del cambio de ubicación, el interés de la Feria «no ha decaído», al tiempo que le daba gran valor al esfuerzo de la Asociación de Apicultores de Guadalajara.  «Han traído ponentes de mucho interés para el sector», señalaba.

Quinta das Tilias ha sido uno de los expositores internacionales de la Feria, llegado de Portugal. Su responsable, Ruy Andrade, explicaba que han traído a Pastrana productos como la hidromiel, una bebida obtenida a partir de la fermentación de este néctar, «actualizada y capaz de aportarle un encanto especial a la gastronomía», o el vinagre de miel, más suave que el del vino, «que conserva las enzimas, facilita la digestión y añade un sabor distinto a la cocina», cosméticos obtenidos a partir de la miel y de productos de la colmena, o el veneno de la abeja, «que tiene beneficios para la piel y para el dolor, por ejemplo». Ruy es un veterano de la Feria Apícola de Pastrana. «Mi experiencia como expositor empezó en el Convento, adonde ahora hemos vuelto. Es un lugar mágico, que pone en valor la magia de las abejas», afirmó.

La Mielería Alcarreña, de Peñalver, no falta a la convocatoria pastranera desde la segunda edición de la Feria. «Vendemos un poco de todo: miel, caramelos con miel, chocolate con miel, cosméticos…», contaba Sonia Pérez. Para Sonia, «el sector está difícil», porque el tiempo no acompaña, y el trabajo en el campo es muy duro», algo que, a su juicio, «la gente no valora; hemos tardado mucho en salir a la calle». Sobre el cambio de ubicación, se mostraba, «muy contenta de volver a este año donde se había hecho siempre la feria» y sobre los resultados, afirmaba que «hay público, no nos podemos quejar».

La Diputación Provincial de Cuenca también tenía su expositor, dando cabida, por ejemplo a apicultores conquenses como Isabel Martínez, de 5 Panales, que mostraba sus mieles monoflorales de romero, tomillo y espliego y milflores, de la comarca de La Manchuela, contigua a La Alcarria guadalajareña, y concretamente de Campillo de Altobuey. «Son comarcas hermanas, y por lo tanto mieles similares», señalaba. Isabel también se mostraba contenta con el resultado de la feria.

Catas
Uno de los eventos organizados para dar a conocer la miel entre el público han sido las catas comentada de mieles procedentes de la Denominación de Origen Protegida Miel de la Alcarria y de la Indicación Geográfica Protegida Miel de Galicia. En ellas, los asistentes  han podido degustar producto de puntos geográficos muy distantes, para, de este modo, apreciar las importantes diferencias sensoriales que existen entre ellas.

Amelia Virginia González, bióloga y especialista en Palinología por la Universidad de Vigo, que investiga, desde hace más de 18 años en el CIAPA (IRIAF) de Marchamalo ha sido una de las formadoras. «Con este tipo de catas enseñamos al público a reconocer y a diferenciar los distintos tipos de mieles de su zona, comparándolo con la de otras. Intentamos que aprendan a reconocer las mieles, no sólo visualmente, sino también a través del sentido del olfato y del gusto», señalaba. Por su parte, Ester Ordoñez, presidenta del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Miel de Galicia, indicaba que «lo que queremos mostrar con las catas es que la miel es un producto que está íntimamente ligado al territorio, y que el público reconozca las diferencias entre los distintos tipos que hay», afirmaba. Sobre las mieles presentadas a los asistentes, Ordóñez señalaba que, con estas denominaciones de origen, «lo que garantizamos al consumidor es su origen y calidad diferenciada», señalando que es muy importante «que se fijen en el etiquetado, porque con ello apoyan a los apicultores de La Alcarria y a los gallegos, para que mantengamos un rural vivo, puesto que las abejas, además, nos devuelven la polinización y la biodiversidad».

Y turismo
Como reconocían los munícipes pastraneros, la Asociación de Damas y Caballeros y la Coral La Paz  han aportado interés cultural y turístico a la Feria. Los primeros con sus visitas teatralizadas. En trece escenas, han recordado, en el Palacio Ducal, las idas y venidas de los personajes históricos que por él pasaron, contando la historia de Santa Teresa y los príncipes de Éboli. Y, al contrario que hizo el rey, Felipe II,  han dejado claro que Pastrana no culpa a su princesa. «Somos los embajadores de una historia que, durante muchos años, se ha contado mal. Nosotros recreamos la historia real, contrastada con los documentos, simplemente con alguna licencia poética», señala Javier Gumiel, director de escena, que agradece a sus actores «su amor al arte, a su pueblo y a nuestra historia».

Por su parte, y también en el Palacio Ducal, la Coral La Paz, dirigida ahora por Juan Carlos Parajes, ha homenajeado a quien fuera su director durante prácticamente las últimas dos décadas: Marcelo Duarte. «La coral necesita un revulsivo, savia nueva e ideas nuevas. Los años no pasan en balde, y mis facultades y mi memoria, no son las mismas», decía Duarte ayer, quien sí mantendrá su estatus como organista de la Colegiata. Ahora, su ilusión es que la Coral siga adelante. «Está creciendo, mejorando y cambiando. Mi deseo cumplido ha sido no ser su último director, y también que me recuerden con cariño», terminaba.

El Ayuntamiento de Pastrana le hizo entrega de una placa de reconocimiento. El alcalde de Pastrana, Carlos Largo, afirmó en el acto, que Marcelo es «de esas que, con solo mirarlas, uno sabe que tiene buen corazón, puesto que desprende humildad y generosidad». Largo le dio las gracias a Marcelo por «dejarse caer en nuestra villa y por haber contribuido a hacer mejor a Pastrana», le dio las gracias por su labor  y le aseguró que, «te seguiremos escuchando desde el balcón del órgano de la Colegiata».

Vídeos
Feria Apícola de Pastrana. Daniel Cano
Feria Apícola de Pastrana 2024. Carlos Largo, alcalde de Pastrana

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente
Author: