Fundación San Cándido amplía sus residencia en 172 plazas con un nuevo edificio

EUROPA PRESS

  • La Fundación San Cándido ha inaugurado el nuevo pabellón que ha construido para ampliar su residencia de mayores, ubicada en Santander. Se trata de un edificio de 12.400 metros cuadrados dividido en cuatro alturas que permitirá a la entidad disponer de 172 nuevas plazas residenciales.

Inauguración del nuevo edificio de San Cándido

La inauguración de esta infraestructura constituye “un hito histórico” para la institución que el próximo domingo celebrará el 90 aniversario del comienzo de la atención a personas dependientes y, por ello, el acto de inauguración ha reunido a cientos de personas que han recorrido las nuevas instalaciones “pensadas para mejorar la calidad de vida de los residentes y sus familias”.

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, han encabezado la representación institucional de un evento al que también ha asistido el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, así como representantes de la Universidad de Cantabria, el ICASS o el Centro de Estudios Regionales. El Patronato de la institución al completo, residentes y familiares han completado un aforo que ha sobrepasado las 300 personas.

La inauguración de las nuevas estancias ha permitido dejar libre el módulo central de la residencia, construido en 1970, y que actualmente está en proceso de reforma. Este proyecto supone un paso más en la “modernización y adaptación de todos los módulos de los centros a las exigencias actuales de sociedad”.

En su intervención, José Olano Sánchez, presidente del Patronato de la Fundación San Cándido, ha destacado “el respeto a la dignidad de las personas, la calidad asistencial y el compromiso ético” como principales valores de la institución.

En su intervención, la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria ha felicitado al Patronato, al equipo directivo y a los trabajadores del centro por hacer de San Cándido un lugar “con unos estándares de calidad muy elevados” y ha ensalzado la apuesta “valiente” de la institución por alcanzar una “constante mejora de las instalaciones que les sitúe a la cabeza en los avances de atención a las personas mayores”.

Por su parte, Gema Igual ha enfatizado que San Cándido es un institución “intergeneracional”, en la que se combina el cuidado de las personas mayores con la atención en los pisos tutelados y el servicio de guardería. “Lo más importante para un Ayuntamiento es ocuparse de las personas” continuó la alcaldesa.

12.400 METROS CUADRADOS SIN BARRERAS ARQUITECTÓNICAS

Al igual que los dos pabellones anteriores, la nueva infraestructura se ha levantado en torno a un jardín de 20.000 metros cuadrados que constituye el eje principal de la residencia. Amplios pasillos, libres de barreras arquitectónicas, comunican las 172 nuevas habitaciones, de las cuales el 70% son individuales y todas ellas disponen de baño privado adaptado a las necesidades de los residentes.

Se trata de un edificio moderno y funcional diseñado por el arquitecto Ignacio Ortiz. Las zonas comunes disponen de una decoración contemporánea, muy alejada del concepto tradicional de residencia geriátrica. Del mismo modo, la señalización escogida, basada en alegres dibujos, facilita la independencia de los residentes.

Además de explicar todas las comodidades de las que dispone el edificio, durante el acto también se ha explicado el principal estímulo que ha llevado al Patronato de la Fundación San Cándido a acometer este proyecto.

En julio de 1985, Carmen Noval deja como heredera de sus bienes, tras el fallecimiento de su hija Carmen Portilla Noval, a la Fundación San Cándido. Conscientes de que el legado constituía una serie de bienes considerable, la dirección de la institución analizó diversas posibilidades para que esa inyección de capital revertiese directamente en el bienestar de los residentes.

Carmen Portilla Noval, afectada por una parálisis cerebral, fallece en octubre de 2013. Desde entonces, su legado ha sido un elemento dinamizador para la actividad del centro. Bien es cierto que los bienes no han servido para costear al completo todas las iniciativas emprendidas pero es igualmente verdad que han sido el punto de partida de múltiples propuestas.

Entre ellas, la construcción del nuevo edificio, la adecuación de una sala específica de estimulación sensorial o el desarrollo de un estudio de investigación en colaboración con la Universidad de Cantabria, titulado “Estudio para la aplicación de señales neurofisológicas al diagnóstico clínico precoz de patologías neurodegenerativas”.

Ir a la fuente
Author: EUROPA PRESS

Powered by WPeMatico