La oposición carga contra las palabras “racistas, inmorales e inhumanas” de Gema Igual sobre “bebés y vertederos”

La oposición municipal de Santander ha cargado hoy contra las declaraciones «racistas, inmorales e inhumanas» de la alcaldesa de la capital, Gema Igual (PP), sobre las inmigrantes irregulares y el futuro de sus hijos. Pedro Casares (PSOE) ha pedido a Igual que retire sus declaraciones «retrogradas, xenófobas e inhumanas» sobre la inmigración, José María Fuentes-Pila (PRC) ha exigido a la alcaldesa que «no ensucie el nombre de Santander» con «barbaridades xenófobas, planteamientos retrógrados, crueles e inmorales» que nada tienen que ver con el sentir de una ciudad «abierta, tolerante, democrática y respetuosa con los derechos humanos», Ainara Bezanilla (IU) ha exigido a Igual una rectificación y ha censurado su «desvarío machista-racista» sobre «bebés y vertederos», y Antonio Mantecón (Santander Sí Puede) ha tildado las declaraciones de la alcaldesa de “absoluta indecencia”, por lo que ha exigido “una rectificación inmediata y que pida disculpas a las mujeres inmigrantes”.

«A este país nadie viene a tirar a sus hijos a ningún vertedero, aquí la gente viene en busca de oportunidades y de una vida mejor que en sus países no tienen, huyendo en muchos casos del horror y la guerra»

El secretario general del PSOE y portavoz en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, ha pedido a la alcaldesa que retire sus declaraciones «retrogradas, xenófobas e inhumanas» sobre la inmigración. Para Casares, Igual «se ha quitado la careta» en relación con una propuesta «de una falta de humanidad sin límites», por lo que le ha recordado que «no todo vale». «Es inhumano y es indecente hablar en estos términos de un problema de esta gravedad y sobredimensionarlo para intentar legitimar una propuesta del PP que no es más que la demostración de la insensibilidad de una organización sin rumbo y en busca de votos a la desesperada», ha criticado en nota de prensa. El líder del PSOE santanderino se ha preguntado «qué tipo de madres conoce» la alcaldesa y el PP, que «estarían dispuestas» a dar en adopción a su hijo por regularizar su situación. «Basta ya de tener una doble vara de medir para hablar de las personas en función de sus origen o de sus problemas y necesidades», ha criticado. En este sentido, Casares considera «gravísimo» que se «frivolice» con un problema tan grave «y se mienta a la ciudadanía». «A este país nadie viene a tirar a sus hijos a ningún vertedero, aquí la gente viene en busca de oportunidades y de una vida mejor que en sus países no tienen, huyendo en muchos casos del horror y la guerra», ha subrayado. Según el líder del PSOE, «en este país lo único que tenemos que blindar son los valores de la Constitución frente a una derecha que es capaz de todo por gobernar, y que una vez que gobierne ya nos están indicando que van a hacer todo lo posible por recortar derechos, oportunidades y libertades a la ciudadanía». A su juicio, esta propuesta «descabellada» es la manifestación de la preocupación del PP por «perder» votos hacia otras formaciones», a la vez que señala que «hablar de ello en Santander, con un 28% de población en riesgo de exclusión social por la misma alcaldesa, que ante el problema de la pobreza ha mirado para otro lado, es inaudito». Para Casares, la alcaldesa «no parece muy bien informada por su partido, porque el mismo día que el PP está intentando matizar sus propias palabras, ella sale a demostrar que no hay tergiversación posible». «Estamos ante un pensamiento reaccionario propio de países como Hungría, donde Viktor Orban está cuestionado por todas las fuerzas políticas europeas por planteamientos como el de Gema Igual», ha concluido Casares.

Por su parte, el portavoz del PRC en el Ayuntamiento, José María Fuentes-Pila, ha exigido a la alcaldesa que «no ensucie el nombre de Santander», al que está ligada por ostentar la representación de todos los santanderinos, con «barbaridades xenófobas, planteamientos retrógrados, crueles e inmorales» que nada tienen que ver con el sentir de una ciudad «abierta, tolerante, democrática y respetuosa con los derechos humanos». Para Fuentes-Pila, las palabras de Igual demuestran que «se ha puesto al lado de una propuesta que atenta contra los mínimos principios de humanidad y constituye un chantaje apenas encubierto a mujeres en situaciones de especial vulnerabilidad». Un discurso, ha continuado, que choca «frontalmente» con el talante de una ciudad que hace menos de una semana «se echó a la calle para reivindicar la igualdad de las mujeres». «La propuesta del PP es cruel y es una vergüenza para todo Santander que nuestra alcaldesa la aplauda mientras ostenta la representación de todos nosotros», ha dicho. Así, sostiene que las palabras de la regidora son «inaceptables e indignas» y ha recalcado que sólo representan el sentir de una «militante del PP que busca sumar puntos en su partido, y no representan en nada a la ciudad de la que esa militante es alcaldesa». En este sentido, considera que Igual ha vuelto a anteponer las siglas del PP a la ciudad, porque hoy «decenas de miles de santanderinos se lamentarán de ver el nombre de su ciudad junto a un planteamiento tan cruel que hace que todos los adjetivos se queden cortos». Por último, ha instado a la alcaldesa a «recapacitar, retirar sus palabras y pedir perdón». «Soy el primer crítico con la gestión de Gema Igual, porque creo que no se puede hacer peor, pero sinceramente quiero pensar que hoy ha dicho esas palabras por una obediencia mal entendida», ha dicho el regionalista, para quien la regidora debería «poner límites a su lealtad partidista». «El primer de esos límites ha de ser Santander y los santanderinos que no se merecen hoy ver en todos los informativos el nombre de su ciudad ligado a semejante barbaridad», ha concluido Fuentes-Pila.

«Arrebatar un hijo a su madre aprovechando la situación de vulnerabilidad de ésta ni es ético, ni es moral, ni es admisible»

En el mismo sentido se ha pronunciado el propio PRC, que ha calificado de «cruel e inmoral» la propuesta del PP sobre las mujeres inmigrantes embarazadas para evitar su expulsión del Estado. Para la secretaria de la Mujer del PRC, Vanesa Montes, se trata de un planteamiento «intolerable e inaceptable» y ha llamado la atención sobre el hecho de que el PP «sostenga», en sus políticas sobre la maternidad, «arrebatar un hijo a su madre aprovechando la situación de vulnerabilidad de ésta. Ni es ético, ni es moral, ni es admisible», ha apostillado. Además, en su opinión se trata de una iniciativa que «fomenta» la xenofobia y que «achaca» a este colectivo, «tan vulnerable», ha dicho, unas situaciones «aisladas». Por ello, Montes ha censurado las palabras de la alcaldesa de Santander y ha considerado que, una vez más, «se antepone la obediencia mal entendida a los intereses de los ciudadanos». La secretaria de la Mujer ha confiado en que el PP «reflexione» y retire esta propuesta porque «va en contra de las mujeres y de su maternidad». De hecho, ha apuntado que la responsabilidad de los políticos es apoyar la maternidad con medidas que «fomenten y respalden» la conciliación familiar, «no este disparate». Por último, Montes ha rechazado que exista el problema que ven los populares y ha recordado que la Ley de Extranjería «protege» a las mujeres inmigrantes embarazadas.

Por su parte, Izquierda Unida de Santander ha exigido una rectificación a la alcaldesa y ha censurado su «desvarío machista-racista» sobre «bebés y vertederos». La número dos de IU en Santander, Ainara Bezanilla, ha criticado las declaraciones que Igual ha hecho este jueves «en las que ha ido un paso más allá que su partido». Así, según Bezanilla, el PP ha querido «rebajar el machismo y racismo de su propuesta alegando que quería evitar que niños acaben en los basureros», una explicación «todavía tanto o más racista que la propia propuesta» y que la alcaldesa ha completado «con que no quiere que haya bebés en los vertederos». Según ha afirmado Bezanilla, la alcaldesa «reconoce, en el fondo, que en el capitalismo no hay término medio. O buena vida o vertedero», y que «cuando no hay un contrapeso socialista y humano que ponga freno, la derecha, que se deja ver por procesiones y misas y misiones de caridad, se radicaliza y asume posiciones de la más extrema derecha». La candidata en las primarias de Unidas por Santander en la lista de IU ha considerado una «irresponsable que una representante pública se atreva a hacer este discurso, totalmente fuera de lugar, alejado de la realidad de los datos y los hechos y únicamente preso de la ofensiva y el descaro de la extrema derecha», ha añadido. «Gema Igual ha pasado en apenas unos días de buscar la foto el 8 de marzo en el que miles de personas en Santander y toda Cantabria reclamaban igualdad, cultural, social, de trato o económica, a posicionarse en el más retrógrado de los posicionamientos y quedando muy por debajo de la altura y el ejemplo que debe dar una alcaldesa», ha finalizado.

Las feministas, indignadas por la propuesta del PP

Organizaciones feministas han expresado hoy jueves su malestar e indignación con la propuesta del PP sobre que las mujeres en situación irregular en España no sean expulsadas del Estado durante su periodo de embarazo en el caso de que decidan dar a sus bebés en adopción. “Estoy temblando porque estos en algún momento puedan gobernar, porque van a hacer un Ministerio de la Familia que va a ser de auténtico alquiler de úteros de las mujeres”, ha declarado la presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo. Y es que el PP liderado por Pablo Casado contempla, si consigue llegar al Gobierno español, la puesta en marcha de una Ley de Apoyo a la Maternidad en la que incluye que una mujer sin papeles en España no sea expulsada durante el periodo de embarazo si decide dar a su bebé en adopción. En declaraciones a Europa Press, Pérez del Campo se ha mostrado “atónita” ante esta propuesta “incalificable”. “Quien dice esto y amenaza con esto no puede gobernar en un país democrático”, ha insistido.

“Nos parece una medida que está fuera de lugar y que no debería tener cabida”

En la misma línea, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Basteiro, ha tachado la propuesta de “indignante e incalificable”. Además, la ve “contradictoria” con los posicionamientos del PP, que por un lado “quiere potenciar y defender la maternidad” y por otro olvida ese “ideal de la maternidad” para las que son extranjeras y no tienen recursos. “Es una posición misógina, clasista y xenófoba”, ha manifestado Basteiro, incidiendo en que la medida es “contraria” a los derechos humanos porque priva a algunas mujeres de sus propios hijos. “Nos parece una medida que está fuera de lugar y que no debería tener cabida. El PP, que dice que defiende el ideal de la maternidad, si lo que quiere es potenciar la natalidad, debe saber que así no se potencia”, ha insistido. Por ello, les ha emplazado a adoptar medidas “efectivas” que entre otras cosas “potencien la corresponsabilidad y reparto de tareas”, ha señalado, expresando su “sorpresa” por la propuesta “atentatoria de todos los derechos” por parte de un partido que ha tenido responsabilidades de gobierno. “Me preocupa la deriva del PP”, ha sentenciado.

En la misma línea se ha pronunciado la directora de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, que ha afirmado que proteger la maternidad implica “proteger de manera efectiva” a las madres y los derechos de las mujeres, fundamentalmente los laborales. Según ha indicado a Europa Press, precisamente aquellos países en los que se han adoptado medidas para erradicar la discriminación y para que la maternidad no tenga “costes laborales” son los que mantienen altos niveles de natalidad. Además, para Soleto existen “dudas” acerca de si la medida del PP “respeta la legalidad y los derechos humanos” y muestra la “insolidaridad” hacia una población migrante y “lo mal” que se entiende la protección de la maternidad de las que “son de fuera” frente a la de las que no. “Estoy temblando”, ha dicho Soleto, preguntada por la postura del PP, “endurecida” por la irrupción de la ultraderecha en el panorama político del Estado y por sus “ocurrencias” ante la campaña electoral de las generales del próximo 28 de abril.

“Las mujeres migrantes, como el resto de mujeres, cuentan con una serie de derechos fundamentales que deben ser protegidos de forma integral”

Por su parte, la abogada de Women’s Link, Teresa Fernández, cree que la propuesta del PP “plantea un debate perverso y mal enfocado que obvia” que “en ningún caso los derechos humanos de las mujeres pueden depender de su situación migratoria, sino que siempre deben ser protegidos”. “Las mujeres migrantes, como el resto de mujeres, cuentan con una serie de derechos fundamentales que deben ser protegidos de forma integral. Entre ellos está el derecho a decidir libremente, sin presiones, si quieren ser madres o no, y si deciden serlo, tienen derecho a permanecer con sus hijos e hijas sin ser discriminadas por su estatus migratorio y sin que su decisión vaya a repercutir negativamente en su situación administrativa”, ha señalado a Europa Press. En su opinión, esta medida “no tiene como finalidad proteger a las mujeres sino que únicamente quiere limitar sus derechos, entre ellos el derecho al aborto, y condicionar su capacidad de decidir libremente si quieren ser o no madres”. Fernández ha destacado que este tipo de medidas “no son nuevas”, ya que en muchos Estados hay iniciativas “encaminadas a separar a las madres migrantes de sus hijos e hijas en base a estereotipos racistas y machistas”. “Esto sucede en muchos países del mundo, no sólo en España. Ahora mismo está sucediendo en Estados Unidos con las mujeres migrantes procedentes de Latinoamérica o en la frontera entre Colombia y Venezuela”, ha concluido.

Ir a la fuente
Author: eldiariocantabria

Powered by WPeMatico