Si algo ha demostrado el covid-19 a lo largo de estos meses es que no descansa. El bicho no concede ni una tregua y por eso bajar la guardia no es una opción. Lo saben bien en la residencia de mayores San José de Villacarriedo donde se habían manteni
Ir a la fuente
Author: portada