Pasada la una, dos padres se cruzaban por la calle Santander muy cerca de la entrada del colegio Sagrado Corazón de Jesús. Los dos, acompañados de niñas de uniforme. Se saludaron como se saludan dos conocidos que no se ven hace tiempo y la conversaci
Ir a la fuente
Author: portada