Uno de cada tres accidentes laborales en Cantabria es de trabajadores con menos de 6 meses de antigüedad en su empleo

UGT aclara que los siniestros vinculados a escasa experiencia laboral se duplican desde 2013 y los de los empleos temporales repuntan un 97%

Un 33,7% de los accidentes laborales registrados en Cantabria en 2018 corresponde a trabajadores que no superaban los seis meses de antigüedad en su empleo, en concreto 1.857 de un total de 5.509 siniestros, lo que implica un incremento de más de un millar (+1.065) y de un 118,8% en comparación a los 849 registrados en el año 2013, que representaban por entonces menos del 20% de todos los contabilizados, según aclara un informe elaborado por la Secretaría de Salud Laboral de UGT.

El informe de UGT, elaborado con las estadísticas de la Memoria Anual del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), precisa que los trabajadores con no más de un mes de antigüedad sufrieron el año pasado el 10% de los siniestros laborales (565 accidentes), los que llevaban en su empleo entre 1 y 3 meses el 14% (778), mientras que otro 9% de los accidentes (514) tuvo como víctimas a los que tenían una experiencia de entre 3 y 6 meses.

El sindicato agrega que casi un 42% de la siniestralidad laboral de Cantabria afecta a trabajadores con no más de un año de antigüedad en el empleo (2.307 accidentes), pese a que estos representan menos de una tercera parte de los 179.797 afiliados a la Seguridad Social (57.748 afiliados) con las contingencias cubiertas por accidente laboral y enfermedad profesional, que utiliza el ICASST en sus estadísticas.

El informe de UGT se incluye en una de las campañas de prevención de riesgos laborales iniciada por el sindicato en la región, que vincula de manera directa el incremento incesante de empleos muy temporales y precarios con un repunte de la siniestralidad laboral, que en Cantabria registra en la actualidad los niveles más altos desde el año 2011.

Como puntualiza la responsable regional de Salud Laboral de UGT, Mónica Calonge, «si se comparan las últimas estadísticas del ICASST de 2018 con las de cinco años antes en coincidencia con la recuperación económica que se inició en 2014, se comprueba que esa recuperación no es sinónimo de una mejora en la siniestralidad laboral, sino todo lo contrario».

Más precariedad, más siniestralidad

«En Cantabria llevamos seis años consecutivos con más de un 92% de contratos temporales, de los que casi un 40% son de menos de siete días de duración, y la rotación media en el empleo supera ya el máximo histórico de los 3 contratos por persona al año, por lo que no es de extrañar que tanta precariedad laboral y tanto cambio de empleo influya de manera directa en una mayor siniestralidad laboral y en una prevención de riesgos laborales cada vez más olvidada en las empresas», subraya Calonge.

Las propias estadísticas de la Memoria Anual del ICASST corroboran un incremento incesante en Cantabria de los siniestros de trabajo y del denominado índice de incidencia, medidor utilizado para el impacto real de la accidentalidad según el número de trabajadores expuesto a ella (número de accidentes por cada 100.000 afiliados a la Seguridad Social en cada concepto estudiado).

Al término del año pasado, el mencionado índice de incidencia superó en Cantabria los 3.000 accidentes (3.064) por primera vez en los últimos ocho años, sobre todo por un significativo incremento de los protagonizados por trabajadores con un contrato temporal y con pocos meses de experiencia en el empleo.

De hecho, UGT precisa que los mayores índices de incidencia de siniestralidad laboral del año pasado corresponden precisamente a trabajadores con menos de un mes de antigüedad en el empleo (4.343 accidentes), los comprendidos en una experiencia laboral de entre 1 y 3 meses (5.939) y los que tenían entre 6 y 12 meses de antigüedad (3.479).

Son los únicos índices de incidencia por tiempo de antigüedad en el puesto de trabajo que el año pasado sobrepasaron en Cantabria los 3.000 accidentes por cada 100.000 afiliados, salvo en el caso de los trabajadores con más de 20 años de experiencia, cuyo registro fue de 5.453, el segundo más alto después del comprendido entre 1 y 3 meses, lo que reafirma que «la siniestralidad laboral crece en los extremos, entre los más inexpertos y entre los más expertos», puntualiza la responsable regional de Salud Laboral de UGT.

Un 50% más de accidentalidad en los temporales

El sindicato reitera que este notable incremento de la siniestralidad laboral en los trabajadores con una experiencia laboral de no más de un año en su puesto coincide con el cada vez mayor protagonismo de los empleos con contrato temporal, que según las estadísticas del ICASST tenían casi un 50% más de accidentalidad que los indefinidos el año pasado.

De hecho, al término de 2018 se registraron en Cantabria 2.159 accidentes laborales de trabajadores con un contrato temporal, un 97,4% más que los 1.094 del año 2013, lo que implica que en la actualidad los empleos eventuales tienen un índice de incidencia de 4.855 accidentes por cada 100.000 afiliados, un 49,9% más que los 3.095 correspondientes a los siniestros relacionados con un contrato indefinido.

El informe de UGT agrega que de 2013 a 2018 en Cantabria el índice de incidencia de los accidentes de trabajadores con un contrato temporal aumenta más de un 46% con 1.534 accidentes más (de 3.321 a 4.855 accidentes por cada 100.000 afiliados), mientras que el de los empleos con un contrato indefinido disminuye unas décimas desde entonces (-0,3%), al pasar de 3.105 a 3.095.​

La entrada Uno de cada tres accidentes laborales en Cantabria es de trabajadores con menos de 6 meses de antigüedad en su empleo aparece primero en UGT Cantabria.

Ir a la fuente
Author: UGTCANTABRIA

Powered by WPeMatico